fbpx

Contact to us

Sin agua no hay vida y con poca hay baja calidad de vida, la cantidad y calidad de agua ingerida afecta la eficiencia de la actividad celular de nuestro cuerpo.

 

Después del aire, el agua es el compuesto más importante para la vida. Es posible sobrevivir mucho tiempo sin comida, pero solamente unos cuantos días sin este líquido vital… sobre todo esta debe ser de gran calidad y sin sodio como lo es Agua Meunier.

Nuestro organismo está formado principalmente por agua, alcanzando una proporción del 75 %. El cerebro está hecho alrededor de 85 por ciento de agua, la sangre de 82 por ciento, los pulmones de 90 por ciento, los músculos de 75 por ciento y los huesos de 22 por ciento.

Sin el agua, el organismo humano se deteriora rápidamente, en un proceso llamado deshidratación, cuando esta se hace crónica causa síntomas variados o desequilibrios que llamamos enfermedades, producidos porque las señales de emergencia de nuestro cuerpo, por largo tiempo, no han sido entendidas.

Consumir alrededor de dos litros de agua al día es necesario para mantener el equilibrio en la alimentación. El consumo de agua es fundamental no solo para la hidratación sino para la prevención de hipertensión, colesterol alto, exceso de peso, retención de líquidos, cálculos renales, dispepsia, dolor y acidez de estómago, gastritis, asma, alergias, dolor de cabeza, dolor de piernas, artritis reumatoide, estrés y depresión … entre otras.

Pensar que el té, café, alcohol o los refrescos y colas son deseados substitutos del agua natural pura, que necesita diariamente nuestro estresado cuerpo, es un grave error. Esas bebidas contienen agua, pero también contienen agentes deshidratantes ¡se liberan del agua en la que están disueltas junto con las reservas del agua del cuerpo!

Criterios para consumir la cantidad de agua que requiere su organismo:

  • Tome el doble del agua que requiere para saciar su sed.
    • Tome constantemente a todas horas del día, así se aleja de cualquier riesgo de deshidratación.
    • Tome, al menos, una taza de agua por cada nueve kilos de su peso por día.
    • Use su criterio para aumentar o disminuir estas cantidades según sus actividades físicas, temperatura ambiente y hábitos alimenticios.
    • Aumente la cantidad de agua si es que toma mucho café o alcohol, ya que estos son diuréticos y lo hacen propenso a liberar más líquidos de lo debido.
    • Auméntela también si está en una dieta alta en proteínas o fibras para liberar toxinas y prevenir el estreñimiento.
    • Incremente su consumo si contrae una enfermedad donde pierda muchos líquidos en vómitos, diarreas y sudoración. Puede agregar algunas gotas de limón.

 

Beneficios del agua:

Las funciones del agua en términos de belleza pasan por la hidratación, ya que sin ella el cuerpo se deteriora tanto por dentro como por fuera. La hidratación aporta tanto a la salud y apariencia de la piel, el pelo, las uñas y también los ojos.

Retarda el envejecimiento de la piel y aparición de arrugas. Cuando la piel no tiene el nivel de agua apropiado es más vulnerable a la deshidratación y a la aparición de líneas y arrugas.

Contribuye a que la piel esté tersa, el tejido muscular firme y elástico por más tiempo.

Mejora la digestión, ya que si se bebes agua varias veces al día se están favoreciendo los procesos digestivos y la adecuada eliminación de toxinas del cuerpo.

Ayuda a optimizar la dieta, es la base de toda dieta saludable, ya que ayuda a disminuir el apetito y a evitar la retención de líquidos. Por eso se recomienda tomar suficiente agua durante el día y sobre todo después de hacer ejercicio, para reponer la pérdida durante el mismo.